Viajes y pantallas, en tiempos de vacaciones. Ideas para minimizar su uso.

Viviendo en Estados Unidos y con muchas ganas de conocer todo lo que pudiésemos, partíamos los tres, mi marido, mi hijo León y yo a cualquier parte donde pudiéramos llegar en nuestros días de vacaciones. En la medida en que León iba creciendo, empezamos a darnos cuenta que no le gustaba estar quieto eternas horas de viajes en auto y tampoco era fácil mantenerlo en su asiento en los viajes en avión. Yo había estado pensando en formas de manejarlo y había visto familias ocupando cualquier tipo de pantalla para entretener a sus niños en aeropuertos, restaurantes, aviones, mall, etc… y al parecer funcionaba, asíque decidí probarlo. Lo que partió como una inocente promesa a mi misma y a mi marido, de que el ipad sólo iba a ser usado en casos de real necesidad, termino siendo algo usual. Sin darme cuenta echaba el ipad a mi cartera y todo estaba solucionado; no había que ocupar espacio acarreando juguetes y además era mágico; León se quedaba quieto largos ratos sin chistar. Esta dinámica duro unos tres meses, tiempo en el que estuvimos moviéndonos de un lado a otro por trabajo de mi marido y vacaciones. Fue ahí cuando me di cuenta que león no estaba pidiendo jugar con sus juguetes, que la primera opción era jugar con el Ipad o pedir  “monitos”, que decirle que no, era complicado, porque se ponía a llorar y al final gastaba un montón de tiempo y energía en calmarlo. Y finalmente lo que se suponía era un recurso para una situación donde realmente lo necesitará, se había convertido en una solución para cualquier circunstancia que nos complicará manejar.

Tenía esta preocupación en mi cabeza, cuando conocí a una amiga que me contó que su hijo tenía 1 año y que nunca le había puesto televisión, vivía acá en Estados Unidos, estaba en las mismas circunstancias, a veces agotadoras de no contar con mucha ayuda, pero se las arreglaba con harta creatividad. Leí un par de post en Internet acerca de este tema y nos convencimos: esto no era lo que queríamos para león, queríamos que aprendiera a aburrirse y por lo tanto encontrar formas creativas, mas lentas y sin miles de estímulos y luces para entretenerse. Que aprendiera a esperar, no toda la entretención es inmediata, a veces hay que postergar por algo mejor. Y por nuestro lado teníamos que aprender a cambiar de estilo de vida y no pretender hacer viajes de 10 horas seguidas sin parar para “aprovechar”, que es imposible que Leon se mantenga sentado en su silla en un restaurante durante mucho rato para que nosotros podamos comer y así un montón de cosas que debíamos dejar, al salir de nuestra área de confort y adaptarnos a todos los desafíos que implica tener un niño de esta edad.

Fue así como decidimos eliminar la televisión como una opción para que León se quedará quieto, decidimos que por ahora en nuestra rutina diaria, en nuestra casa, hay muy poca televisión. Sí vemos películas de vez en cuando los fines de semanas y obviamente mucho más en invierno que en verano. Sí ocupamos el ipad,  cuando hemos tenido que hacer maletas para cambiarnos de País y estamos en contra del tiempo o cuando hemos estado en viajes de muchas horas en avión o auto. Pero en general hacemos un esfuerzo para echar mano primero a otras formas de entretención.

Después de esta decisión tuvimos que ponernos creativos y tomar el desafió de entretener a Léon durante los paseos y viajes que venían, siendo coherentes e intentando usar lo menos posible las pantallas. Para poner a andar mi creatividad y preparar un bolso de juguetes que se pudiera usar en el auto o avión, busqué en internet y encontre este blog con ideas súper creativas,  desert chica, por si lo quieren revisar,  y además le pregunte a mis amigas parvularias qué hacer. Este fue el resultado de mi pack de juegos para viajes:

– Palitos de helados de colores, les pegue velcro para que pudieran ser usados para armar diferentes cosas o formas. Desert chica
– Compré una bandeja de metal chica, que cupiera en una mochila, de esas que se usan para meter al horno. Le pegue a una base verde de lego (simulación pasto o suelo) un imán, así en el auto o en el avión la base quedaba pegada a la bandeja y se podía comenzar a construir con menos riesgo que se cayeran los legos.
– A un libro para pintar, le pegue el imán en una de sus bases. Y así también a una caja de crayones chicos. Leon podía pintar en el auto, sin que se cayeran los lápices y tenía donde apoyar el libro.
– Existen letras o números con imanes que también funcionan bien con la bandeja.
– Compre unas pinturas, tipo temperas que venden en USA. Marca “Do a Dot”, la gracia que tiene es que tienen un dosificador, como una esponja, que hace que la pintura no se derrame, lo que es perfecto para entretenerse en un viaje.
– Globos, que los pueden usar para pintarles caras o para jugar con ellos. Para que no se escapen y los puedan tener en la mano, les pongo una tirita de metal que viene forrada con colores, están en todos los supermercados o librerías en la parte de manualidades.
– Un montón de libros tapa blanda, delgaditos, livianos y fáciles de meter en una mochila. Mis favoritos de USA son los libros de Todd Parr, con un montón de mensajes positivos, súper educativos y con enfoque en el desarrollo emocional de los niños. Mi favorito es “The Earth book”, “The thankful book”, “Its Ok to make mistakes” . No los he encontrado en español, pero si alguien los ha visto en alguna librería en Chile, por favor avíseme. El otro autor que es muy bonito es Eric Carle con sus libros “Oso pardo, ¿qué es lo qué ves?” y “La oruga muy hambrienta”, entre mucho más que tiene este autor que también son preciosos.

-Para niños más grandes se puede usar Audible, una aplicación de Amazon que te permite ir escuchando en el auto cuentos narrados. Encontré esta lista de cuentos recomendados por una famlia que se dedica a viajar con sus hijos, narrados en audible,  https://somewhereslower.com/2016/07/23/our-top-ten-audiobooks-for-kids/ , algunos se pueden encontrar en español.

Es importante confesarles que esto no es tan mágico como las pantallas. En mi experiencia probablemente sus niños van a necesitar de ustedes mucho más que viendo una película con el Ipad. Pero los invito a probar, volver a los viejos tiempos, donde viajar en auto era cantar, inventar juegos, comer un pic-nic, pelear y tener que resolver las peleas por el metro cuadrado en el asiento de atrás. Y además es una buena forma de transformar y ocupar tiempos que a veces uno quiere que pasen rápido, como un viaje largo en auto con niños, en momentos de creatividad, risa y juego.

 

IMG_8279

IMG_8318

6 Replies to “Viajes y pantallas, en tiempos de vacaciones. Ideas para minimizar su uso.”

  1. Me encantó!!!

  2. Pucha yo caí en el iPad pa las comidas y almuerzos! Una lata.

  3. Tengo 4 niños y Yo! “perdí”el i pad. No jugaban, no hablaban y estaban mucho mas irritables. Para nosotros en vez de un alivio fue un desastre ya que cada uno queria ver algo distinto y no interactuaban entre ellos.
    Se pasaron las buenas ideas para el viaje! Las voy a aplicar!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Cristina, No me puedo ni imaginar lo que debe ser poner de acuerdo a 4 con un Ipad! A veces pienso que con mas niños al parecer es inevitable el uso de pantallas, pero que rico saber que hay cosas negativas asociadas, que a mi todavía no me pasan. Reflexionar sobre estos temas y escuchar otras opiniones, nos ayuda a estar preparadas para cuando nos llegue el momento de lidiar con los problemas. Gracias!!

  4. Ignacia, excelente blog, te felicito!! Demasiadas buenas ideas…Yo soy completamente partidaria de que los niños no vean ni TV ni usen el Ipad , de hecho mi hijo cuando rara vez le pongo peppa casi salta de a felicidad porque no puede creer que esta viendo monos jajaja. Voy a hacerlos de todas maneras!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias tere! Leon igual… no puede creer cuando ve monitos y para el el tikiticlip y la pepa son lo más que hay! jajaj

Agregar un comentario