La mentalización: mi mejor tip para enfrentar los celos entre hermanos. -5 ideas-

No me anime a escribir sobre este tema hasta ahora, porque quería vivir en carne propia lo que significaba ser madre de dos, antes de compartir mis ideas acerca de cómo vivir este momento inevitable de la mejor manera posible.

Primero contarles que los celos son un proceso que pueden durar mucho tiempo y que se dan de diferente manera en cada niño. Algunos se ponen muy agresivos con el nuevo integrante familiar, otros son un amor con la guagua, pero no hacen caso en nada, otros por todo lloran o hacen pataletas, otros pareciera ser que nada ha pasado hasta que la guagua empieza a hacer gracias y queda la embarrada…y así suma y sigue… hay tantas opciones como niños existen.

Aquí van algunas ideas que me han servido…

1 La Mentalización es un concepto descrito con diferentes nombres por muchos autores de la psicología, pero que es central en cualquier relación humana, especialmente entre un adulto y un niño. Lo que nos importa  de este concepto para este tema, es comprender la mentalización como la capacidad de ayudar a un niño a entenderse emocionalmente.

Por medio de las conductas disruptivas los niños nos mandan un mensaje que le podríamos poner “mamá no se que me pasa, mamá estoy incómodo” y nosotros utilizando nuestras habilidad de mentalización somos capaces de ponernos en su lugar y con todos los recursos emocionales, racionales y experienciales, somos capaces de aclárales la mente devolviéndoles eso que les pasa en palabras.

Por ejemplo  “León te hay dado cuenta que José es tan chiquitito que no puede hacer nada nada solo” “Te hay dado cuenta que ahora tengo que hacer cosas para ayudarte a ti y para ayudar a José, porque él es tan guagua que hay hasta que darle la comida en la boca. Ahora se me acaba el tiempo más rápido”… ” y se que a ti no te gusta nada que ya no tenga tanto tiempo para jugar o para acompañarte a comer, etc…” ” Pucha que fome es a veces que nazca un hermanito”

2 Otro punto importante es no tener miedo a validar y decir en palabras la verdad de lo que les pasa a nuestros hijos.  ¿Es fome o no es fome que nazca un hermanito? la verdad es que para efectos prácticos y desde los ojos de los niños, es bien latero. Es un nuevo integrante que hay que hacerle todo, que es impredecible, que toma papa a cualquier hora, pasando a llevar muchas veces rutinas sagradas de nuestros niños más grandes. En mi caso León se enfurecía cuando en vez de ir yo a leerle el cuento iba Felipe porque José tenia que tomar papa. Es totalmente entendible y válido que sientan que esta cosa enana, mucho más enana que ellos les vino a desarmar su felicidad.

Y es ahí la importancia de palabras como estas: “Que fome debe ser sentir que la mamá ya no es toda para ti.  ¿A veces te dan ganas de molestar a tu hermanito? si po toda la razón. Molestémoslo despacito” Muchas Mamás y con justa razón piensan que si decimos estas cosas estaremos avivando los celos. Pero muy  por el contrario, los celos se agudizan y las conductas disruptivas se agrandan cuando los niños están confundidos y no encuentran en los adultos la capacidad para aclararles la mente, pasando por alto estos pensamientos y sentimientos que existen y que nosotros muchas veces los obviamos por que nos parecen inadecuados. Pero no por hacer como que no existen, van a desaparecer. En todo orden de cosas cuando ayudamos a aclarar la mente a nuestros hijos, siempre logramos mejores resultados.

3 Busca momentos de intimidad con tus niños de manera individual para tener estas conversaciones. Momentos tranquilos con tu hijo. Para mi siempre es la hora de acostarse antes de leer un cuento.  Este tipo de cosas no se hacen en la mitad de una crisis, no sirven de nada, es imposible que podamos conectarnos con el cerebro racional en la mitad de una pataleta o cuando lo pillaste tirándole el camión en la cabeza a la guagua.

4 No esperes que tus hijos te correspondan esta conversación con profundidad. Probablemente y dependiendo de la edad, se van a quedar mirando con cara de que raro esto. Sobre todo si es algo que no acostumbras a hacer con ellos. En la medida que vaya siendo algo habitual conversar acerca de cómo se sienten,  van a comenzar a colaborar con la conversación. Conversar de lo que se siente es algo que se aprende y que se tiene que practicar al igual que cualquier habilidad.

5 Esto es para toda edad. Con los más chicos hablar corto, con su lenguaje, a su altura, mirándolos a los ojos y ocupando el contacto físico.  Con los más grandes se puede ir complejizando la conversación. Sin duda cada edad tiene su desafió.

Luego voy a escribir un post con otras intervenciones prácticas que me hacen sentido y que me han ayudado en este proceso. Pero creo que la mentalización es la primordial. Por favor comenten!

La parte buena…

23 Replies to “La mentalización: mi mejor tip para enfrentar los celos entre hermanos. -5 ideas-”

  1. Fabiola Marinovic says: Responder

    Muy bien explicado para nosotras las mamás las que tienen dos o las que tenemos un bebe pero pensamos a futuro por otro. Voy a incluir la mentalizacion a futuro y lo comentaré con amigas. Muchas gracias por compartir tu conocimiento profesional y de mamá!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias Fabi!!
      Un abrazo

  2. Ayyyyy me toca tan de cerca el tema!!
    Me hace tanto sentido lo de la mentalizacion, ponerle palabras (aunque no sean tan lindas) a lo que les pasa calma a cualquiera a cualquier edad.
    Pregunta: ¿qué haces cuando Ves que León le pega a José? O le tira su camión? Cuál es tu reacción?
    Voy a estar esperando el post con intervenciones más prácticas!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Fran, hasta el momento no me ha pasado. Pero si he tenido pacientes y amigas que les ha pasado. Cuando pasa algo como eso, yo recomiendo si o si, para la conducta y hacer ver que pegar no esta bien. Y luego de que pase la crisis y los animos se calmen, mentalizar lo que tu crees que le esta pasando, por medio de la palabra. Esto suele ocurrir cuando los niños no tienen instalado el lenguaje, por lo tanto tienen pocas alternativas de expresión emocional. Recomiendo mucho juego libre, acompañado, para procesar.Tu sabes a que me refiero.
      Besotes

  3. Qué lindos León y José!
    Me siento tan identificada con lo que escribes en tu post. Estoy pasando por lo mismo y me ha servido mucho el validar lo fome que es no tener el mismo tiempo que antes teníamos, así como también tratar de tener un rato solos los dos cada día. Buenísimas todas las recomendaciones ignacia. Muchas gracias!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias Trini!

  4. Que buen post! Me encantó me ha servido mucho esto de la mentalizacion!!! De a poco los niños procesan estos grandes cambios!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias!

  5. Buenísimo! Demasiada buena idea el dialogar con los niños independiente su edad. Voy a aplicar los 5 tips con Benito que el pobre ha empezado a tener pataletas constantes. Debe ser por Juan De Dios que está más grande y cada vez hace más gracias. Mil gracias!!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Cuentame como te va! besotes

  6. Buenisimo el post! Yo tengo 3 niños chicos y me ha servido muchísimo incluirlos en todas las tareas. Que los grandes se sientan importantes ayudando a cuidar al chiquitito, que opinen por qué creen que está llorando la guagua, les pregunto y me ayudan a revisar el pañal o ayudan a tranquilizarlo abrazándolo o mostrándole juguetes.. etc.

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias Macarena por aportar con tu experiencia e ideas!!!

  7. Hola Ignacia!! gracias por el artículo! Es todo un tema! En mi experiencia, la Elena tenía 2,9 años cuando nació Juan Diego. Creo que el ser niñita, con carácter tierno y lenguaje más desarrollado, ayudó bastante. Nos sirvió mucho tratar en lo posible de darle harta prioridad, hacerla sentir muy querida, grande e importante, darle mucho cariño, y hablarle harto. Desde todo el embarazo siempre le fui contando y explicando todo, creo que al menos a ella la ayudo a estar más preparada. Cuando nació Juan Diego surgió un juego divertido, que es que yo o mi marido hablamos como si fuera Juan Dieguito el que habla y le dice a su hermana que la quiere mucho, que es su hermana grande, que le enseñe a gatear, le pregunta cosas, etc! Lo chistoso es que descubrimos que la Elena le contestaba en serio como si creyera que él es el que habla, y así se genera como una conversación, eso de alguna forma ha fortalecido una relación entre ellos muy tierna. Obviamente también han habido momentos de celos. En esos momentos me ha servido mostrarle a la Elena videos de cuando ella tenía la edad de su hermano y conversar con ella cómo habría sido si a ella Juan Diego le hubiera pegado siendo así de guaguita, o simplemente que vea y entienda que ella pasó por las mismas etapas que su hermano, y de alguna forma creo que ser consciente de eso la ha ayudado a aceptarlo con más facilidad. Juan Diego tiene 10 meses, ojalá todo siga avanzando bien!!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias Paula por compartir tu experiencia! atodas nos sirve muchísimo! además buenisimas ideas!
      un abrazo

  8. Qué bueno el post! Muy cierto y muy difícil etapa. Me gusta eso de verbalizar sentimientos en palabras simples. Gracias y quedo atenta a más consejos!

  9. Trini Benavente says: Responder

    Qué bueno el post! Muy cierto y muy difícil etapa. Me gusta eso de verbalizar sentimientos en palabras simples. Gracias y quedo atenta a más consejos!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias Trini! que rico saber de ti!!

  10. Muy bueno el post Ignacia! Como Macarena también me ha servido mucho incluir a la Ana en las tareas como mudar por ejemplo, le encanta participar.

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias Jose!! un abrazo

  11. Algo que me quedo grabado desde mucho antes de tener hijos y que lo apliqué fue un comercial de pastas ” los quiero a los dos por igual, pero a tí desde mucho antes” demostrandoles que el amor es infinito pero con cada uno especial.
    También me sirvió ene pedirles ayuda, para que asi yo tambien pudiera tener tiempo con los mas grandes. Y creo que eso tambien generó que se cuidan entre ellos y son mas hermanables.
    Tambien hable mucho de lo que yo me acordaba de mis celos de chica. Me puse en su lugar.

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Gracias Cristina!!! Que buen comentario. Sobretodo con toda la experiencia de cuatro! un abrazo

  12. Patricia Vizcarrondo says: Responder

    Gracias Ignacia! Yo me estoy preparando para la llegada de Mia y estos tips son muy útiles, voy a comenzar a conversar con Santi desde ya!

    1. ignaciawood@gmail.com says: Responder

      Pati! que emoción saber de ti! Santi esta muy grande… Mucha suerta en lo que se viene con Mia (precioso nombre) Un Abrazo

Agregar un comentario